El mala o rosario budista se ha convertido en un objeto de moda, siendo utilizado como ornamento por modelos, artistas, músicos, intelectuales y la gente común. Sin embargo, son pocos los que conocen su profundo significado.

El objetivo del Mala desde el punto de vista del budismo, Hinduismo, tradiciones musulmanas o cristianas son para contar oraciones sagradas “Mantra” durante un período de recitación.  Desde luego, uno puede usar el Mala para cualquier rezo sagrado de cualquier tradición espiritual o religiosa.

La forma circular de una mala y la conexión física entre sus cuentas sirve como un recordatorio de la interconexión de la vida y la naturaleza cíclica de las enseñanzas espirituales.

Japa Mala se traduce como Collar de Repetición. El mismo posee 108 cuentas más una última cuenta con un penacho, la cual simboliza la Consciencia Suprema o Dios.

La recitación de mantras es una práctica común en el hinduismo y el budismo.  El mantra es un texto de significado sagrado que crea estados de conciencia alterados propicios a la meditación. La práctica del mantra eleva la espiritualidad del individuo. Es utilizado para llevar el registro de las recitaciones de mantras o palabras de poder, dotada de profundo significado y utilizadas como un medio de protección mental.

El “rosario” tiene una antigüedad de 1.500 años en cambio el “Japamala” tiene una antigüedad de 6.000 años.

 

FUENTE: http://www.publispain.com/yoga/consejos_para_practicar_mantras.html